Litigio Nacional

Compartir en  

Amenazan a miembros de la comunidad de El Salado con masacres y torturas similares a las que ocurrieron hace 21 años en ese corregimiento

Miércoles 20 de enero de 2021

Bogotá, 20 de enero de 2021.  La Comisión Colombiana de Juristas, organización defensora de derechos humanos con trabajo en el corregimiento de El Salado, municipio de El Carmen de Bolívar (departamento de Bolívar), levanta su voz de denuncia ante el riesgo inminente de toma de esta población por parte de grupos al margen de la ley que operan en la zona, los cuales han intimidado sistemáticamente a sus habitantes durante los últimos meses y recientemente han amenazado con repetir los hechos de hace 21 años (entre el 16 y 23 de febrero de 2000 cerca de 600 paramilitares incursionaron en El Salado, tomando como rehén a toda la ciudadanía, la cual fue víctima de tortura, violencia sexual, asesinatos y desapariciones forzadas, entre otras graves violaciones a los derechos humanos). Estos son los antecedentes de la denuncia que se eleva hoy:

  1. Entre el viernes 15 y el lunes 18 de enero de 2021 varios habitantes del corregimiento recibieron mensajes amenazantes en sus celulares, dirigidos en contra de miembros de la comunidad y de líderes sociales de la misma. Los líderes y lideresas amenazados hacen parte de la Asociación de Desplazados de Bolívar (Asodesbol), de procesos juveniles y de grupos impulsores del proceso de reparación colectiva con la Unidad para la Atención y Reparación Integral a las Víctimas (UARIV).
  2. El 17 de enero de 2021 también se difundió un panfleto titulado: “sentencia de muerte a todos los líderes sociales”, presuntamente firmado por las Águilas Negras, en el cual se relacionan fotografías de varios líderes y lideresas mencionadas en los mensajes anteriores. En esa ocasión se las declaró objetivo militar, se les relacionó con supuestos consumidores y expendedores de drogas, lo cual genera estigmatización de su trabajo comunitario al relacionarlos con actividades criminales, y se extendieron las amenazas de muerte a sus familias.
  3. Solo hasta el 18 de enero de 2021 el Procurador y el Personero Municipal se reunieron con la comunidad. En dicha reunión, estas autoridades civiles invitaron a la comunidad a tomar medidas de seguridad propias y a que no hicieran denuncias ante los medios de comunicación. De esta reunión no resultaron compromisos ni acciones claras para la protección de la vida e integridad de los miembros y líderes/as de la comunidad, ni tampoco quedó ningún acta formal del encuentro.
  4. El mismo 18 de enero, en horas de la noche, apareció un nuevo mensaje de texto en el que se insistió en la amenaza y se agregó que en caso de que las personas amenazadas y sus familias persistieran en quedarse en el corregimiento, pasaría lo mismo que hace 21 años (toma del corregimiento, tortura y masacre a 61 personas ocurrida en el año 2000).
  5. Luego de las denuncias que algunas personas de la comunidad hicieron en medios de comunicación, y de que la Defensoría del Pueblo y otras instancias estatales se pusieran al frente de la situación, hoy 20 de enero hacia el medio día llegaron nuevas amenazas a algunos pobladores, en las cuales se les dijo que “no tienen derecho a abrir la boca”.
  6. El corregimiento de El Salado no ha tenido fluido eléctrico durante varias noches, lo que pone en riesgo de incomunicación a sus habitantes, en medio de esta situación de zozobra y miedo.

 

Los hechos relacionados se enmarcan en un contexto de violencia creciente y sostenida en contra de líderes y lideresas en todo el país, junto a los siguientes antecedentes:

-       Desde el mes de junio de 2020, la comunidad ha venido denunciando la presencia cada vez más cercana de grupos armados ilegales, no identificados plenamente.

-       Al igual que en años anteriores y con amenazas similares, entre los meses de julio y septiembre de 2020, aparecieron grafitis de las Autodefensas Gaitanistas de Colombia en la cancha de fútbol del corregimiento. La respuesta de las autoridades fue pintar esos grafitis, sin que existiera mayor investigación sobre su origen y propósito.

-       En la primera semana de diciembre de 2020, aparecieron panfletos amenazantes en donde se señaló a varios líderes y lideresas del corregimiento. En un acto simbólico, la comunidad quemó esos panfletos.

-       Entre el 11 y el 12 de enero de 2021 se conoció el asesinato de varias personas en el Municipio de Zambrano, a 40 minutos del corregimiento de El Salado, presuntamente a manos de las Autodefensas Gaitanistas.

Con fundamento en lo anterior, en la grave situación de violación de derechos humanos y la violencia sistemática en contra de líderes y lideresas sociales que afronta el país, y en virtud de las garantías de no repetición previstas en sentencias de los tribunales de Justicia y Paz a favor de las víctimas del corregimiento de El Salado, desde la Comisión Colombiana de Juristas manifestamos nuestro apoyo a la comunidad salaera y solicitamos al Gobierno nacional y a las autoridades que en el marco de sus competencias y de forma de inmediata tomen las medidas que sean necesarias para proteger la integridad y salvaguardar la vida y bienes de la comunidad de El Salado y de sus líderes y lideresas. Estas acciones deben incluir acompañamientos psicosociales, por el impacto psicológico que la situación exacerbada de riesgo previamente descrita está causando en cada uno de sus habitantes, tomando en consideración, además, que estos hechos acontecen en medio de un contexto de aislamiento, producto de la pandemia del covid-19.

Comisión Colombiana de Juristas