Litigio Nacional

Compartir en  

Alcalde de El Copey infringe las órdenes dictadas por la JEP para proteger los restos de víctimas de desaparición forzada que reposan en el cementerio alterno
La Comisión Colombiana de Juristas pide a la JEP decretar el desacato

Miércoles 20 de enero de 2021

Bogotá, 20 de enero de 2021. Denunciamos que en el cementerio alterno de El Copey, ubicado en el departamento Cesar, continúan las intervenciones en un terreno donde reposan los restos de aproximadamente 100 víctimas de desaparición forzada y ejecuciones extrajudiciales de civiles presentados falsamente como combatientes muertos en combate.

El año pasado, tras la intervención urgente del cementerio alterno por parte de la Unidad de Búsqueda de Personas dadas por Desaparecidas (UBPD), la Sección de Ausencia de Reconocimiento de Verdad y Responsabilidad (SARV) de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) ordenó a la Alcaldía de ese municipio suspender inmediatamente la manipulación, traslado, inhumación y exhumación de las estructuras óseas que reposan allí, después de verificar la excavación de fosas que había ordenado el alcalde para albergar a las víctimas fatales de Covid-19 del municipio.

Como resultado de una denuncia pública que hicimos en julio del año pasado, también se ordenó que en un término de 15 días hábiles improrrogables se garantizara la conservación y custodia de los cuerpos que están en dicho cementerio alterno.

Además de las medidas ya mencionadas, el 25 de agosto de 2020, Francisco Manuel Meza, alcalde de El Copey, manifestó que adoptaría una serie de compromisos y actividades en respuesta a las órdenes judiciales de la JEP y las recomendaciones de la UBPD. En octubre de ese mismo año, la Sala de Reconocimiento de Verdad, de Responsabilidad y de Determinación de los Hechos y Conductas solicitó a la alcaldía de ese municipio información sobre medidas adoptadas y estado actual del predio.

El alcalde de El Copey, además de desobedecer las órdenes de la JEP por vías de hecho, manifestó públicamente en una entrevista radial que desde su punto de vista esta Jurisdicción, al ordenar que no se hicieran adecuaciones ni intervenciones en el cementerio alterno, debía hacerse cargo de su manejo. Además, aseguró que las autoridades municipales contaban con recursos para brindar seguridad al predio hasta el 31 de octubre de 2020, pues como consecuencia de la pandemia no tenían el presupuesto para custodiar la zona por más tiempo.

La construcción del cementerio es una de las propuestas con las cuales la actual Alcaldía de ese municipio ganó las elecciones, lo que explicaría su insistencia en la construcción de bóvedas en el predio conocido como cementerio alterno de El Copey.  El hecho de que, ese terreno esté cercado con una lona actualmente, impide hacer seguimiento de lo que está ocurriendo allí. Sin embargo, los pobladores de la región han visto ingresar material de construcción y manifiestan que las intervenciones en el lugar son diarias.

Por lo anterior, desde la Comisión Colombiana de Juristas decidimos solicitar a la JEP decretar el desacato por parte de la Alcaldía de las medidas cautelares ordenadas sobre el cementerio alterno El Copey, dado que existe evidencia que pone de manifiesto el actuar doloso de las instituciones públicas del municipio, poniendo en riesgo los restos de las víctimas de desaparición forzada y ejecuciones extrajudiciales que allí reposan, y vulnerando los derechos de sus familiares, quienes están a la espera de recuperar sus cuerpos.

Adicionalmente, le solicitamos a la JEP que le imponga una sanción por desacato al representante legal de la Alcaldía de El Copey, y que nos dé a conocer toda la información sobre las medidas implementadas por la Alcaldía, la gobernación del Cesar y la Policía Nacional para la protección del predio y la conservación de los restos mortales de las víctimas que están en el cementerio alterno de ese municipio.

Reiteramos nuestra preocupación por los cuerpos de las víctimas de desaparición forzada y ejecuciones extrajudiciales, los cuales al estar siendo intervenidos sin un protocolo técnico y por personas no idóneas para el manejo adecuado de los restos, podrían perderse para siempre. En especial nos inquieta lo que pueda suceder con los restos de Óscar Alexander Morales Tejada, Octavio Bilbao Becerra y Germán Leal Pérez, los cuales reposan en el cementerio alterno El Copey desde el 16 de enero de 2008, fecha en la que fueron desaparecidos por miembros del Batallón de Artillería No. 2 La Popa, haciéndolos pasar falsamente como bajas en combate. Esperamos que el daño causado hasta el momento con la intervención no vaya a ser irreparable.

Comisión Colombiana de Juristas

Foto tomada de: Alcaldía de El Copey