Litigio Nacional

Compartir en  

La JEP debe avanzar en el proceso contra Montoya sin más dilaciones

Miércoles 12 de febrero de 2020

El primer día de la versión voluntaria de Mario Montoya ha sido una burla por parte del militar a la justicia transicional, a las víctimas y a defensores de derechos humanos

El general en retiro Mario Montoya Uribe, comandante del Ejército Nacional entre febrero de 2006 y noviembre del 2008, empezó a rendir versión voluntaria el 12 de febrero dentro del trámite previsto por la Jurisdicción Especial para la Paz –JEP-. Fue convocado por la Sala de Reconocimiento de Verdad, de Responsabilidad y de Determinación de los hechos y Conductas, a rendir dicha versión en el marco del caso 003 “Muertes ilegítimamente presentadas como bajas en combate por agentes del Estado” durante los días 12, 13 y 14 de febrero de 2020. Han pasado casi cuatro años desde que la Fiscalía anunciara que le imputaría cargos por al menos 10 casos de los mal llamados “falsos positivos”, y año y medio desde que este general se acogiera a la JEP y firmara un compromiso de aporte a la verdad.

Las víctimas y organizaciones que integramos la #CampañaPorLaVerdad consideramos que esta audiencia de versión voluntaria ha resultado una verdadera burla y un desgaste del mecanismo de justicia transicional, que tiene la tarea de investigar los más graves crímenes cometidos en el contexto del conflicto armado. Esto contrasta con las enormes expectativas de las víctimas frente a la versión voluntaria de quien fuera comandante del Ejército y que al acogerse a la JEP tiene el deber de decir la verdad plena y completa sobre las más de 2.429 ejecuciones extrajudiciales entre 2006 y 2008, así como aquellas otras ocurridas cuando se desempeñó como comandante de la Cuarta Brigada, la Primera División y el Comando Conjunto Caribe.

Durante el primer día de audiencia el General (r) Mario Montoya ha decidido acogerse a su derecho a guardar silencio, eludiendo su responsabilidad como superior y no aportando a la verdad detallada, clara y exhaustiva que exige la Justicia Transicional sobre los casos que ocurrieron bajo su mando. El derecho a guardar silencio es contrario al compromiso de aportar a la verdad, según lo previsto en el párrafo 13 del punto 5.1.2 del Acuerdo de Paz, que dispone que Para acceder al tratamiento especial previsto en el componente de Justicia del SIVJRNR es necesario aportar verdad plena, reparar a las víctimas y garantizar la no repetición. Aportar verdad plena significa relatar, cuando se disponga de los elementos para ello, de manera exhaustiva y detallada las conductas cometidas y las circunstancias de su comisión, así como las informaciones necesarias y suficientes para atribuir responsabilidades, para así garantizar la satisfacción de los derechos de las víctimas a la reparación y a la no repetición”.  

Hay al menos 18 versiones voluntarias rendidas hasta hoy por sus subalternos en el Ejército, que se sometieron a la JEP y que han señalado a Mario Montoya como el responsable de instigarlos a cometer delitos a través de la presión por resultados operacionales, con expresiones que, inequívocamente, los llevaron a cometer asesinatos a cambio de recompensas o, incluso, bajo presión o amenaza. “Necesitamos resultados, litros de sangre”, citada en varias de las versiones voluntarias, o “las bajas no es lo más importante, es lo único”, divulgada a través de las comunicaciones del Ejército en hechos ya documentados ante la JEP, son algunas de esas expresiones de público conocimiento.

Las 209 versiones voluntarias rendidas hasta hoy en el caso 003 han permitido identificar la existencia de patrones como la alianza con paramilitares para cometer los crímenes, la utilización de informantes, la construcción de una narrativa común para negar los hechos, el uso en varias unidades del llamado “kit” de legalización (que consistía en uniformar y armar a las víctimas asesinadas), la alteración de órdenes de batalla y otros documentos oficiales, así como irregularidades en pagos de recompensas.

Todos estos patrones demuestran que se trató de una práctica planificada y generalizada que se presentó en casi la totalidad de departamentos del país y que no pudo haber sido ajena al máximo comandante de la institución.

Por eso, para las víctimas y sus representantes no tiene ningún sentido que el General Montoya se someta a un mecanismo de justicia transicional sin ningún ánimo de contribuir a la verdad, máximo pilar del mecanismo de justicia y del Sistema Integral en su conjunto, y fundamento de las garantías de no repetición.

Por todo lo anterior, solicitamos a la Jurisdicción Especial para la Paz analizar el cumplimiento de los requisitos de sometimiento a la JEP por parte de Montoya, evitando dilaciones innecesarias y avanzando hacia la investigación y acusación y juzgamiento del general e incluso analizando su posible exclusión del Sistema Integral.

También solicitamos el análisis integral de los hechos documentados, no solo en su periodo como comandante del Ejército, sino aquellos ocurridos bajo su mando en la I División entre 2003 y 2006, el Comando Conjunto Caribe 2005-2006, la IV Brigada 2001-2003 y el Batallón Charry Solano, entre 1978 y 1981.

Finalmente, exigimos a la Fiscalía General de la Nación continuar con las investigaciones que adelanta ese despacho en relación con estos mismos hechos, lo que puede contribuir de manera muy importante a garantizar efectivamente el esclarecimiento de la verdad histórica, el acceso a la justicia y la responsabilidad de toda la cadena de mando que operó detrás de esta práctica al interior de las instituciones militares, hasta sus máximos responsables.

Las víctimas han pasado décadas de incertidumbre y sufrimiento por sus seres queridos, y merecen ser reparadas integralmente. El primer paso para la reconciliación y la no repetición es la verdad.

Comité de Solidaridad con los Presos Políticos – Cspp
Comisión Intereclesial de Justicia y Paz
Corporación Jurídica Yira Castro
Corporación Jurídica Libertad - CJL
Humanidad Vigente Corporación Jurídica
Comisión Colombiana de Juristas -CCJ
Asociación Minga
Colectivo Sociojurídico Orlando Fals Borda -COFB
Colectivo de Abogados José Alvear Restrepo –Cajar
Movimiento de Víctimas de Crímenes de Estado –Movice
Coordinación Colombia Europa Estados Unidos –CCEEU