Litigio Nacional

Compartir en  

ALERTA POR LIBERTAD DEL EX GENERAL MAURICIO SANTOYO

Lunes 18 de marzo de 2019

Tras siete años y ocho meses de estar privado de la libertad en Estados Unidos como consecuencia de su condena por narcotráfico en asocio con grupos paramilitares, el exjefe de seguridad de Álvaro Uribe Vélez, Mauricio Santoyo, fue puesto en libertad y, según se afirma, en los próximos días regresará a Colombia en caso de no conseguir un estatus especial para permanecer en Estados Unidos.

Este último evento, probablemente ideal para el ex general Santoyo, invocaría la pretensión de blindarse de los procesos que hoy en día y luego de tanto tiempo, aún tiene pendientes en Colombia; dos en específico.

Hablamos, en concreto, de la detención y desaparición de Ángel José Quintero Mesa y Claudia Patricia Monsalve Pulgarín, activistas y defensores de derechos humanos, miembros de la Asociación de Familiares Detenidos Desaparecidos –ASFADDES– el 6 de octubre de 2000, aproximadamente a las 10:15 pm, en el centro de Medellín. 

De acuerdo con lo investigado, la línea telefónica de la organización y de los dos defensores de derechos humanos estaba ilegalmente interceptada por una orden falsa de un Fiscal adscrito al GAULA Urbano de Medellín. No obstante, dichas interceptaciones se venían efectuando cuando Mauricio Santoyo Velasco fue comandante del GAULA de Medellín, lapso en el cual, además de la línea de ASFADDES, fueron interceptadas 1.808 líneas telefónicas.

Ahora bien, en el proceso que se lleva en Fiscalía por estos hechos, tras constantes cambios de despacho, en 2013 se tomó la decisión de vincular a Santoyo por los sucesos. No obstante, desde aquella fecha no ha rendido indagatoria. Más de cinco años han pasado y el proceso ha permanecido estático, sometido a la inoperancia de la administración de justicia; sin embargo, se espera que con la vuelta a la libertad del exjefe de seguridad del expresidente Uribe y de su retorno a Colombia, se efectúe la indagatoria y, de ser el caso, responda por los hechos y se logre su esclarecimiento. 

De otra parte, se encuentra pendiente de esclarecer la responsabilidad de Santoyo en la desviación de la investigación producida por el asesinato de Jaime Garzón, así como su participación en la desaparición y homicidio de miembros de la banda de sicarios “La Terraza” que perpetraron el crimen del periodista.

Hasta el momento, solo ha sido requerido en diligencia de declaración por la Fiscalía desde octubre de 2017, la cual no se ha producido. Cabe mencionar que el proceso judicial iniciado por la desviación de la investigación no ha avanzado debidamente en la Fiscalía, por lo que no se han producido decisiones judiciales que afecten a este General retirado.

La Comisión Colombiana de Juristas llama la atención de los órganos judiciales, especialmente de la Fiscalía General de la Nación, para que se investiguen y juzguen debidamente y con celeridad, las conductas perpetradas por Mauricio Santoyo en estos casos y se tomen las medidas pertinentes para que las mismas no permanezcan en la impunidad y para que las autoridades colombianas aseguren el pronto regreso de este individuo al país a fin de que responda, como debe hacerlo, ante la justicia nacional. 

 

Comisión Colombiana de Juristas

Bogotá, 15 de marzo de 2019