Comunicación y RRPP

Compartir en  

S.O.S Inminente riesgo de la población civil por paro armado en diferentes regiones de Colombia

Sábado 07 de mayo de 2022

Denunciamos la dramática situación que afrontan las comunidades en los departamentos de Antioquia, Cesar, Córdoba, Atlántico, Bolívar y Sucre por el paro armado que está en curso desde hace algunos días. Hacemos un llamado urgente al respeto a la vida, la integridad, la libertad de la población civil y el respeto de sus bienes.

En tres días transcurridos desde el anuncio del “Paro Armado decretado por Clan del Golfo/ Autodefensas Gaitanistas de Colombia – AGC”, dada la extradición de su excomandante Daniel Antonio Úsuga, mejor conocido como ´Otoniel´ hacia los Estados Unidos por parte del Estado Colombiano, se han vulnerado gravemente los derechos humanos fundamentales de la población de estos departamentos y se han presentado acciones violentas, que se han traducido en una serie de hechos tales como: Homicidios selectivos de civiles, quema de vehículos y motocicletas, vías bloqueadas, amenazas, se han cerrado comercios, otros actos en bienes públicos, privados y se han afectado los derechos a la alimentación y a la movilidad de personas, especialmente de niños, niñas y adolescentes producto del confinamiento forzado.

Todo lo anterior demuestra como las acciones implementadas por las AGC solo han tenido en su gran mayoría una afectación directa contra la ciudadanía, contra el pueblo, contra los más humildes (Lo cual va en contravía de los ideales de Jorge Eliecer Gaitán, los cuales guían el accionar de dicho grupo armado), que poco o nada tienen que ver con el hecho que motivó dicho paro armado, pero que está en medio de una demostración de fuerzas ajenas a ellos.

El Comité de impulso de la mesa humanitaria del Sur de Córdoba y organizaciones sociales reiteran la exigencia a los actores armados para que respeten a la población civil y exhorta al Gobierno Nacional, regional y territorial a que en primera instancia no niegue la existencia de este paro armado, lo cual no ayuda ni soluciona nada, todo lo contrario, agrava más la situación, por lo cual lo que deben buscar es materializar su obligación de proteger a la población civil y a salvaguardar sus vidas y sus bienes; así mismo, hacemos un llamado a los actores que hacen parte del conflicto armado que hoy nos tienen azotados a realizar una reflexión y contribución para hacer del departamento de Córdoba, de la región caribe y de Colombia, ese territorio que soñamos, uno donde no exista violencia en ninguna de sus formas, en donde el miedo no sea pan de cada día, en donde se pueda vivir esa paz estable y duradera que tanto se anhela.

 

Atentamente

Comité de impulso mesa humanitaria del sur de Córdoba

Entradas recientes de Comunicación y RRPP